domingo, 29 de junio de 2014

Los Jinetes del Apocalipsis IV: El retorno del repecho

Amanecimos en Casa Pichín. La noche estuvo armonizada por los tenores Mario y Ferre. En un concierto continuado a lo largo de la noche, demostraron como se puede convertir una pequeña habitación en un auténtico Roncódromo.

Tras tomarnos un buen desayuno acompañado de cerezas recién cogidas, preparamos nuestras monturas y nos pusimos en marcha ya que la ruta de hoy prometía ser algo durilla.


Tras una pequeña subidita para calentar las piernas, cogimos la bajada que nos llevaría a Ponferrada. Allí paramos a sacar alguna foto en el Castillo Templario.


Desde Ponferrada tomamos dirección a Caponaraya, donde tras pasar un puente por encima de la autopista cogimos un camino entre largas extensiones de viñedos. Allí, nos cruzamos con multitud de peregrinos a pie. Este camino transcurrio durante varios kilómetros entre colinas y cerros. La cosa pintaba pintaba bien ya que en la última etapa del día anterior habíamos cogido mucha carretera.

video

Tras el paseo entre los viñedos, decidimos parar a comer una barrita y a que el fisio de la expedición, el doctor Javi pierna de fuego, le hiciera un masaje con mucho cariño a Mario. Tras el masaje, tuvimos que tirar del Chamán Ferre para que le echara el humo de los dioses.

video

Tras arrancar, con Mario todavía en trance por la sanación, cogimos camino de nuevo. Dejamos atrás el pueblo de Cacabelos, subiendo por carretera y arriba nos dividimos. Mis compañeros bajaron por carretera y yo tiré por camino con la idea de reunirnos en Villafranca del Bierzo. Intuyendo que mis compañeros irían más rápido por carretera apreté un poco las bielas de mi montura. En Villafranca, vi a una señorina que vendía cerezas y decidí darme un homenje durante un trozo de ruta.


Viendo que no llegaban mis compis decidí tirar para adelante. Aquí ya soltamos los caminos y todo transcurriría por carretera. Tiré y tiré y al final tuve que usar el movil para localizarlos. El problema había sido que no habían entrado a Villafranca y habían cogido la nacional directamente (TRAMPOSOS!!!!).  Apuré un poco las pedaladas y los cogí al rato.

La carretera picaba algo para arriba y pronto comenzamos la subida a O Cebreiro, la más larga del día. En este tramo la grupeta se dispersó bastante. Ferre, al quedarse sin agua, rellenó de un manantial a pie de camino de dudosa calidad...



A la llegada a Piedrafita do Cebreiro esperé a mis compis que fueron llegando poco a poco. Quien no llegaba era Javi y decidí bajar a buscarlo. Tras bajar unos cuantos kilómetros, viendo que no lo veía lo llamé y me comentó que acababa de encumbrar O Cebreiro. En este punto mi cara debería haber sido un poema, ya que había bajado para nada (¿Por qué leches no había llamado antes de bajar?) . Lo que había pasado es que Javi había tomado el camino, más corto pero más empinado (que me hubiera gustado hacer a mí también) por La Faba. Con la rabia de haber bajado para nada, subí como un cohete. Cuando llegué arriba, Mario y Ferre ya estaban comiendo y Fer esperandome para ello.

El bocadillo que nos preparó una lugareña tuvimos que comerlo de dos veces, madree mía que bocata!.


Ferre y Mario salieron primero mientras Fer y yo comimos puesto que Javi estaba esperando sólo arriba, aunque el cafetillo después de comer para Mario es sagrao, ya puede estar tronando o granzando. Eh Mario?.

Fer y yo apuramos el bocata y cogimos ruta rápido y nos volvimos a juntar todos en O Cebreiro. Desde aquí sólo nos quedaba una pequeña subida hasta O Poio. Tal y cómo nos lo había vendido la señorina del bar donde comimos parecía que iba a ser L'Angliru pera al final no fue mucho...


Después de la subida tocó una larga bajada de unos 15 km por carretera amenazada por la lluvia hasta Triacastela, donde una vez más me quedé último. Luego rodando tras otros 15 km por carretera llegamos hasta nuestra siguiente parada: Sarria.



Cabe citar, que en Sarria estaban de fiestas, lo cual hizo que a Ferre le salieran los ojos de las órbitas, aunque lo que más emoción le dió fue su próximo reto:



A continuación, os dejo el vídeo resumen con las fotos del segundo día.

video

To be continued...

2 comentarios:

  1. Hola Dani, un saludo de dos bicigrinos, padre e hijo, desde Málaga. Solo queria decirte que fué un placer poder compartir un bocata en el camino con ustedes, con gente así da gusto recorrer kilometros en bici. Espero que se encuentre mejor de la rodilla tu compi. Queria mandarte un par de fotos pero ya me dices como y a ver si me devuelve tu compi la rodillera que solo era prestada EHHHH, jajajajaja, eso será bueno porque quiere decir que nos volvemos a ver . Un gran saludo de mi chavea y mio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa tío!!
      Fer ta recuperándose de la rodilla sí jeje. Creo que tiene enmarcada la rodillera. Menuda mojadura ese día... Mi dirección de correo es danibelver@gmail.com.

      Ahí me la puedes pasar la foto ;)

      Eliminar