sábado, 27 de diciembre de 2014

San Silvestre Moscona - La venganza de Linux

Dicen que la venganza se sirve en platos fríos jeje, para algunas no hace falta esperar mucho.

Toda esta semana se estuvo hablando en el ámbito repechinero mí ausencia o, como se denomina en nuestra jerga "Kokorico", en la cita de la mañanabuena de la semana pasada.

Hoy se organizaba la San Silvestre Moscona BTT. Una marcha organizada por el Ayuntamiento de Grao y que, para inscribirte, sólo había que llevar alimento no perecedero y realizar un pequeño donativo destinado a ayudar a gente que lo necesita. El año pasado me hablaron muy bien de ella y tenía ganas de participar.


El Sargento llegó el primero a Grao, su sorpresa fue mayúscula cuando no encontró a ningún maillot Repechín por la zona. Sólo Jandrinweb, Ricardo Cantidubi, El Sargento, Fer Dollar y servidor (Sí sí repito "Y SERVIDOR") fuimos los únicos representantes del grupo.

Entre la excusas más relevantes del resto de los ausentes destacan las siguientes. No voy a relacionarlas con el autor  de las mimas puesto que mi ética me lo prohibe.


Excusa Nº1 "No, No puedo ir porque ayer no preparé el coche para meter la bici"
Preparar el coche equivale a abatir los asientos. Como argumentación de que no es una excusa buena, veamos lo que se tarda en realizar tal maniobra mediante un vídeo instructivo. Complejo pero efectivo.



Excusa Nº2 "No voy, porque como --- no va porque le duele la espalda yo tampoco"
El autor de tal excusa cuentan los rumores que presionó a la Seguridad Social de que le retrasaran una operación de pie para Mayo, casualidades de la vida, cuando El Soplao. Eso sí, solidaridad antetodo. "Si a ún compañero le duele la espalda yo me solidarizo y no voy" pensaría. Gesto noble aunque cuenta para evitar el... KOKORICO!!! Yo pienso que el mismo tendría algo que ver que en la lesión de la espalda de nuestro otro compañero para forzar la excusa aunque "Eso lo pongo yo de mi cosecha" como diría el exconsejero de Sanidad de Madrid.

Bueno, pues al final, los que sí fuimos aportamos nuestro granito de arena y además disfrutamos de una vueltina por los alrededores de Grao.

Al final las plazas se llenaron y unos 300 bikers se dieron citas, con todo tipo de bicicletas.


 La ruta era bastante relajadilla y con muchos reagrupamientos (20km y 500 metros de desnivel aproximadamente). Tenía senderos muy entretenidos, algunos con bastante barro donde pudimos ver alguna descabalgada de alguno de los participantes. Nosotros, repechinos de pura cepa (no como los que se quedaron en casa :P) no tuvimos ningún tipo de problema y disfrutamos de una mañana para ir cerrando nuestro año ciclista.


Al final de la ruta, la organización estaba esperándonos para ofrecernos un vaso de chocolate y dar por cerrada la edición de este año.


Se va acabando el año y toca pensar en los objetivos del 2015.
Espero que este año haya sido muy bueno para vostros al igual que lo ha sido para mí y que el año que viene siga escribiendo porque eso significará que seguiré teniendo cosas que contar.

Un abrazo muy grande,
tened una buena salida de año y entrada de 2015

Dani Linux

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Haciendo los deberes del fin de semana, la "Mañanabuena"

Como a todos os estará pasando, este mes de Diciembre lo tendreis cargado de eventos. Uno de ellos, me imposibilitó la asistencia a la ruta de la "Mañanabuena" con mis compañeros, Los Repechinos. No os imaginais la cera que me está cayendo por tal ausencia jeje.

Es una ruta de las que presta hacer en buena compañía. Me fastidió perderme la azaña del Sargento subiendo con una bicicleta de cuando Rubiera hizo la mili. O ver a Turronman (no es una errata, es que el verano le sentó muy muy bien jeje). Ver a Barrancas todo colorau...

No obstante, encontré un compi para realizar esta clásica. El Güelu o "El Cuerpo" como se le conocía (Aunque hoy se me ocurrió un parecido razonable al androide C3PO de Star Wars). Juzguen ustedes.


El güelu, no está ahora de andar en bici aunque con la pila tiempo que va a tener ahora libre quiere preparar el Soplao. La idea era simple: subir a Deva, Rioseco, Cuatro Jueces y finalmente el Fario, de ahí ya bajaríamos por Paragüezos y pa casina.



El día no estaba muy frío aunque de vez en cuando, sobre todo en las partes altas, pegaba algo de rasquilla.


La ruta fue muy amena, Rubi no calla ni debajo del agua. Sólo, de vez en cuando, en algún repecho apagaba la radio. Ye un crack el cabronazo. Ye como un coche diesel, va pali pali pero llega a todos los lados. Si llega a tener una bici rígida y deja esa Specialized doble... :P. Aunque me dijo que quiere cambiarla por una de 29 así que si hay algún interesado que se ponga en contacto con él.


Poco más que contar. Ahora a pensar en los objetivos para el 2015 que ya está ahí y hay que recuperar bastante la forma.


Por útlimo, desearos a todos una feliz noche a todos.

Un abrazo,
Dani Linux

lunes, 20 de octubre de 2014

Repechin de Oro 2014, Que más se puede pedir?

El sábado, fue la cena de la ceremonia de entrega del premio Repechín de Oro 2014. Una vez más, el Maestro Ofebre del equipo, Valentín alias Mr 43, desinteresadamente elaboró el precioso trofeo.


Valentín, figura clave en el nacimiento del club, siempre involucrao y ayudando desinteresadamente, tuvo su merecido reconocimiento a modo de trofeo (aunque el personal siempre lo tendrá de todos los miembros del equipo)


 El siguiente trofeo que  se entregó fue el de "Mejor aceitunero" que se me entregó a mí... La verdad no se por qué jeje


 

Luego se entregó el preciado premio, el Repechín de Oro, y tuve el gran honor de recibir tal preciado galardón. Para mí es un honor muy grande haber recibido dicho trofeo. Que un club que posee entre sus integrantes gente tan experta en el mundo del BTT, con tanto currículum y que te reconozcan de esta manera es algo impresionante.


Llevo poco tiempo en esto de la bici pero cada vez me gusta más. Si he mejorado tanto y tan rápido es debido a todos y cada uno de los integrantes del equipo. La gente que te rodea es clave para progresar rápidamente. Lejos de los típicos comentarios de "¿Madrugar un domingo para salir en bici?, ¿El Soplao?, ¿Jinetes de la Reconquista? ¿100 km en bici? ¿Pero dónde vas a ir tú?" de mucha gente, en el equipo siempre encontré apoyo y ánimo. No siento más que orgullo cuando me pongo el maillot azul con la cruz amarilla para representar al equipo.

Ahora toca mantener el nivel, que es lo dificil.

Muchas Gracias a todo el equipo BTT Repechín por tal honor y cómo no, a Neka, que tiene que sufrir este vicio.

Salu2
Dani Linux

jueves, 2 de octubre de 2014

Excursión Rivoira Sacrata 2014

Este mes de septiembre ha sido muy intenso en cuanto eventos de bici. El mes de la vuelta al cole, la vuelta a la rutina, todo mezclado con un calendario que ha obligado a ponerse a tono rápidamente.
Este último fin de semana del mes, para ponerle el broche de oro, teníamos la excursión a la Rivoira Sacrata.

Esta clásica organizada por YLQH, en la que tuve el placer de participar ya el año pasado, es uno de los placeres que, como adicto a la bici, no puedes permitirte el lujo de perderte si existe oportunidad de ir.


En esta edición hubo bajas notables por diferentes asuntos de fuerza mayor. Al final Willy, YLQH, Desde'l Picu, El Profe y servidor fuimos los integrantes. Un grupo muy homogéneo en cuanto a ritmo y con muy buen rollo, que nos permitió disfrutar al máximo de las dos rutas del fin de semana.

Ruta del sábado


Amanecimos temprano en el pueblo de Bulso, donde estaba situado nuestro campamento base. Por delante, una ruta de unos 54km y 1400m+. A las 9:30 ya estábamos subiendo el primer sendero que nos adentraría en un bosque con unos castaños que tenían más años que la orilla del río.


Cogimos ruta en dirección al río Sil, donde pudimos acceder al primer mirador del día, cerca del Santuario da Virxe de Cadeiras. Iglesia que posee una asimetría notable al faltarle una de las torres al parecer porque se acabó el presupuesto en plena construcción.


Adentrándonos por caminos algo cerrados fuimos a llegar al mirador de Pena do Castelo. Al llegar a este lugar recordé el sufrimiento del año pasado subiendo, por la tarde, entre los viñedos con todo el sol pegando.


De aquí, como íbamos bien de tiempo (algo raro en este tipo de rutas) decidimos visitar el Mirador Do Duque, donde comimos el año pasado.



De aquí poco a poco fuimos adentrándonos en las zonas boscosas y comenzamos un pronunciado descenso por zonas poco ciclables donde yo tuve la ocasión de besar el suelo jeje.


Este pronunciado descenso, que nos llevó al abandonado pueblo de Froxende, en medio del bosque.



De aquí, cogimos camino hasta el meando de A Cubela, un buen sitio para parar a comer un bocata de tortilla que nos ayudó a reponer las energías gastadas.


Después de comer, tocaba lo más duro de la ruta. Un ascenso de unos 400 metros de desnivel positivo por una pista con terreno muy suelto que dejaba paso a una pista con trozos bastante complicados



Aquí tuvimos algún problemilla de hidratación, pues el sol nos pegó de lleno y fuimos agotando nuestras reservas hasta el punto de que el mismo Willy dejó de hablar. Al final de la subida, parecía que a modo de recompensa, conseguimos recoger agua en un pueblo semiabandonado. Tal regalo mereció unos minutos de descanso =)


Ya habíamos quitado lo más duro de la ruta, ahora sólo nos quedaba ir cresteando, adentrándonos en caminos y pistas para acabar de nuevo en Bulso. Ahora quedaba lo mejor del día, disfrutar de las anécdotas de la jornada disfrutando una 1906 Red Vintage.



Ruta del domingo



A las 09:00 ya estábamos de nuevo sobre las bicicletas. Esta vez la ruta era más corta. 43km y 900m+ para hacer hueco al pulpo que nos esperaba en Monforte. 

Al poco de salir, ya estábamos apreciando de nuevo el río Sil. Como era muy temprano, aprovechamos para jugar una partida al nuevo deporte otoñal, el WillyGolf.


Poco a poco nos íbamos adentrando en bosques, principalmente pino, en los que hubo que meter algún piñonín de los grandes de vez en cuando.


También tocó subir algún cortafuegos de los que hay que apretar bastante los dientes para subirlo sin posar un pie. Pero somos Repechinos, ye lo que toca :)



Luego nos dirigimos hacia el embarcadero de Os Chancís, descendiendo los 7 km. entre pinos que habíamos subido el año pasado. Aquí me acuerdo que El Cuerpo sudo hasta la comida de la primera comunión (q creo que la celebró en el Titanic) . La verdad es que como cambia la cosa de bajar a subir jeje, parecía otra ruta.


Tras el rápido descenso, llegamos al embarcadero donde se podía apreciar una perspectiva del río impresionante.

Este era el punto más bajo del día. Luego, tras un ascenso por pista de hormigón que se transformaría en pista poco a poco, nos fuimos acercando a la zona donde se perdió Barrancas en su última excursión a la Rivoira.
Tras un desdencso pudimos visitar los Petroglifos de Nogueira que, aunque ya los visitamos el año pasado. Son un lugar con mucha historia detrás que perece la visitar siempre que se pueda.


Después de la paleovisita, nos adentramos en senderos más cerrados para, de vez en cuando, aparecer en lugares más despejados cubiertos de viñedos.


Al ser lugares más cerrados, en ocasiones la cosa se ponía algo técnica para subir y bajar pero como buenos repechinos, nos mantuvimos encima de la bici hasta el final.


Poco a poco fuimos de nuevo acercándonos a Bulso, entre senderos y carreteras secundarias mientras todos pensábamos ya en el pulpo que nos estaba esperando en Monforte para finalizar la excursión por tierras gallegas.



Un placer haber compartido estas dos jornadas con un grupo tan deluxe.
 

Muchas Gracias a YLQH porque menudo lujo de ruta que se curró.

Un abrazo compis,
Hasta la próxima

Dani Linux

lunes, 22 de septiembre de 2014

Las pedaladas solidarias del Monte Areo 2014

Este sábado se celebró la II Marcha Solidaria Monte Areo BTT coincidiendo con las fiestas de Guimarán en el concejo de Carreño. Un año más, con el objetivo de apoyar al Instituto de Investigación Sanitaria La Fe y a la Asociación Galbán, la prueba concentró a 300 bikers (límite marcado por la organización de la prueba) para pedalear por una buena causa.


En su segunda edición, la prueba varió algo su recorrido, añadiendo alguna cuesta más al final junto con un descenso limitado con cintas hasta llegar a meta. 46 km y unos 1000m de desnivel positivo en dos vueltas a un circuito por el valle de Guimarán y el Monte Areo.


 La prueba tenía programado dar comienzo a las 10:00 de la mañana. Aprovechando la cercanía de la prueba Mani y yo nos desplazamos en bici, a modo de calentamiento, hasta Guimarán. El resto de repechinos se acercó en coche (si es que la edad no perdona...). Mani, era mi rival a batir en la prueba. Un compi de BTT Repechín, que a pesar de apodarlo Pureta en muchas ocasiones debido a su edad, hay poca gente que le enganche la rueda subiendo.


Tras recoger el dorsal, saludar a los compis y conocidos, Willy dio la voz "Chicos, vamos a sacarnos una foto todos en la salida para el blog". Ese movimiento de los repechinos hacia la salida para la foto propició que un movimiento de toda la masa pensando que ya había que coger sitio y cuando nos dimos cuenta estábamos en cabeza de salida jeje. La prueba era solidaria pero se notaba que estaba todo el mundo con el cuchillo entre los dientes.



Este año, el nivel parecía mucho más alto que en la edición anterior. Había bicis que tenían pinta de muy caras y que daban respeto. Aunque como dice Playu "Lo que importa ye el indio, no la flecha". Luego, muchas de ellas estaban empujadas en algún repechín.
Mani, Willy, Piti, Motores, Jandrinweb, Ricardo, Kike de la jungla, Barrancas y servidor fuimos los encargados de llevar el emblema repechín en esta edición de la prueba.

Los primeros km eran llanos, hasta terminar la senda de Guimarán , una vez acabada tocaba subir hasta el Areo por una cuestina dondé, a rueda de Mani, casi me revienta el pulsómetro hasta llegar arriba. Luego había que llanear un poco y posteriormente bajar por la cuesta Turonmán, en honor a la caída que tuvo en el lugar el año pasado. Una cuesta algo rota de piedra suelta que daba paso a una subidina de piedra suelta dónde, queriendo adelantar a Mani, se me salió la cadena al cambiar demasiado rápido y caí como un saco de patates jeje (Hay que hacer los deberes antes). Luego había que crestear un poco por el Areo y posteriormente un descenso entre el bosque muy guapo, con el regalo del barro de la cuesta de las pipas, donde le año pasado caí en dos ocasiones (Este año baje algo más estable).


Tras bajar y llegar casi al lado del prao de la fiesta había una subida extra para posteriormente bajar por un tramo delimitado con cintas que nos llevaría a meta.

video

Al terminar la primera vuelta, sabía que en las subidas había cumplido bastante bien pero en las bajadas podría haber ido un poco más rápido. Concienciado, comencé la segunda vuelta. Esta vez, al tener más espacio entre los grupos, las subidas técnicas se subía más fácil puesto que podías elegir la trazada sin problemas.



En la bajada de Turonmán apreté un poco más e incluso adelanté a algún ciclista (algo raro para mí jeje). Pero nada, ni rastro de Mani. 


Sólo quedaba la última subidina y ya la bajada al prao de la fiesta. Al final, una vez másn el "Pureta" ganó la batalla jeje.

Cuando llegué, allí estaba en la meta. 2h:45m realicé el recorrido y Mani en 2h:42m. 3 minutos nos separaron esta vez, un poquito más cerca aunque me queda muuucho todavía para toserle.


Piti ya había llegado haciendo un tiempo de 2h:24m. Luego poco a poco, fueron llegando todos los compis a excepción de Barrancas, que cuentan que quedó en el alto del Areo haciéndose una cabaña para pasar la noche allí :P

Al igual que el año pasado, después de la prueba nos esperaba un festín para recuperar lo gastado: pastelitos, arroz con leche, empanada, bollinos preñaos, leche recuperadora....


Y, cómo no, también la posibilidad de tomar una cervecina en la barraca de la fiesta.


Un año más, me queda un gran sabor de boca por la prueba organizada. El año que viene, si se vuelve a realizar, volveré a participar. Da gusto ir a pruebas donde, con escasos medios, organicen algo así y cómo la gente del pueblo se involucra en la prueba. Enhorabuena a todos.



Quizá, la única crítica se puedo echar a los integrantes de los equipos de BTT de Gijón por no acudir en masa a la prueba. Hoy en día, sabemos lo que cuesta organizar las cosas y este tipo de eventos tienen que tener un fuerte respaldo para que se repitan o para que se organicen más.

Y ya para concluir, desear a los niños enfermos que se mejoren y que ojalá podamos ver, a los que le cojan el gusto a este deporte, en muchas pruebas de BTT.

Un abrazo,
Dani Linux




martes, 16 de septiembre de 2014

Los Jinetes de La Reconquista 2014

El domingo pasado, 14 de septiembre, con motivo de las fiestas de la ciudad de Oviedo, se celebró la 4ª Edición de la prueba BTT Jinetes de la Reconquista. En su edición ultra, la prueba constaba de 70 km y unos 2300 metros de desnivel positivo.


Por la participación en la prueba, la organización te obsequiaba con una bolsa con la revista oficial de la carrera, un ejemplar de la revista Bike y de SportLife y, a los 300 primeros participantes un maillot conmemorativo del evento. Noticias en prensa, publicidad, cartelería, señalización... derroche de medios para una prueba que apunta a hacerse un hueco entre las clásicas españolas de BTT.




La prueba, se intuía difícil. Mucho barro, subidas complicadas, bajadas muy peligrosas, senderos estrechos... Todo lo que tengo que mejorar, metido en una única prueba jeje


A las 09:00 de la mañana, arrancaba el desafío. Yo aproveché la cercanía y me desplacé en tren a la prueba. Allí me econtre con Jorge, amiguete que ya vino a la ruta de Migalpiri. Una persona que le gusta mucho el enduro y que en esta prueba se iba a defender francamente bien.

 

Al llegar a Oviedo, en la plaza de la catedral se iban acumulando bikers entremezclados con los que habían alargado la noche de fiesta, que no eran pocos. Allí me econtré con otro amiguete Julio, que vino con los Repechinos en el "Regreso de Covadonga". La carrera, salió puntual a las 09:00 unos 500 bikers tomamos la salida.


Tras unos pocos kilómetros, abandonamos la ciudad y comenzamos a subir. Nos dirigimos en dirección al Picul la Grandota. Una primera parte de subida de hormigón, un poco de asfalto y luego nos adentramos en una caleya de piedra muy suelta.


Tras llegar a la cima, tocó bajar un entretenido descenso. No muy complicado y divertido. Seguimos avanzando km y llegamos al primer avituallamiento. Un plátano y rellenar el bidón y pa arriba.


Ahora tocaba el segundo objetivo del día, la subida de la Cantera de Veguín. La primera era un terreno muy muy roto, se podía subir medianamente bien puesto que la grupeta se había separado bastante. La segunda parte el terreno era  sólo para pros (En los q no me incluyo jeje).  Según la revista de la prueba era 70% ciclable. Se subían unos 5km y poseía un 18% de pendiente media. Denominaron a la subida "Cágate Lorito" jeje, un nombre muy acertado.

Tras llegar a la cima bajamos por una pista de gravilla. Un descenso muy rápido que nos llevó al segundo avituallamiento. Paré un segundo a rellenar el bidón. Al subirme a la linuxina, un señor me dijo "Chaval, aquí mételo todo que hay mucha cuesta".  Yo me dije pa mí "No será pa tanto, ye asfalto joer". Joeeer con la cuesta. Un ascenso prolongado de asfalto de unos 8 km en Les Quintanes. Hacía tiempo que no había sufrido tanto en una subida de asfalto (Por cierto Playu, a ver si nos escapamos al Angliru antes de que llegue el invierno), al acabar ya casi tenía acabao el bidón... Luego nos adentramos en el monte para ascender hasta el Picu El Escobín, punto más alto de la jornada. Aquí había zonas que el terreno estaba extremádamente roto. Al llegar arriba, acabé el bidón de agua y hasta llegar al avituallamiento hubo momentos de pasarlo francamente mal por sed.




Tras crestear un poco, comenzamos el descenso hasta la Mina de Olloniego, donde estaba el avituallamiento. La primera parte, hasta adentrarnos en el bosque, era una bajada muy seca con piedra muy suelta que me tocó bajar a pie en muchas ocasiones debido a mi escasez de técnica . Una vez que nos adentramos en el bosque, el terreno cambió, apareció el barro, los senderos estrechos y las piedras mojadas. Esta zona estaba muy muy delicada y más de uno pudo hacerse mucho daño. Una vez que llegamos al castillete de la Mina de Olloniego, muerto de sed y con las piernas empezando tener calamabres bastante serios, avisté el avituallamiento, peeeero no se iba directamente, había que dar un rodeo de unos 3 km. En ellos, pasamos por un tunel con mucha agua. Imaginaos que sed tenía que no esperé ni al avituallamiento, vi una casita 1 km antes y les pedí que por favor me rellenaban el bidón.


Al llegar al avituallamiento, cogí un pastel y una cocacola y aproveché para descansar un poco. Hacía tiempo que no me prestaba tanto una cocacola. Quería seguir pero casi no podía ni andar. Estiré un poco las piernas, pero me parecía imposible ponerme a subir más cuestas. Más que la dureza, lo achaqué a la deshidratación que había sufrido en el tramo anterior.
 Naadaa, sin pensarlo más me volví a poner el casco, le puse el máximo desarrollo a la bici y empecé a subir por la embarrada caleya poco a poco en dirección El Padrún. Al principio me dolían las piernas con cada pedalada, pero al acabar 2 km que había de sendero, al pedalear sobre el asfalto los calamabres fueron desapareciendo. Lo que fue apareciendo fueron los indicios de la tormenta que se avecinaba.


Sólo quedaba el último ascenso, la que llamaba "La Calambres". "JE JE" pensé cuando lo leí en el suelo. Una subida de unos 5 km donde adelanté algún ciclista de la modalidad de 48 km. Los truenos iban apareciendo más y más cerca. Cuando quedaban unos 5 km empezó a llover. Si llega a empezar una hora antes menuda liada...

Poco a poco nos fuimos acercando al Parque de Invierno donde estaba la meta de la prueba. Embarrado, empapado pero feliz (aunque aún me separaba una hora de la ducha de agua caliente pues debía regresar en tren). Un reto más para la saca. 6h y 40m, el tiempo se podría haber mejorado seguramente, pero bueno, lo importante es mejorar día a día que tovía soy muy novato en este deporte aún.

Y hasta aquí todo. Nada más que felicitar a la organización por la prueba. Ya les trasladé mi opinión de variar la ubicación de los avituallamientos, para que se tenga en cuenta las zonas más duras. El año que viene espero llegar con algo más de técnica a la prueba jeje

La próxima, la prueba del Monte Areo el sábado que viene.

Un abrazo!
Dani Linux